Loading...

Entre risas y recuerdos

El contenido de este blog no es con otra intencion que la de contar mis historietas y mis recuerdos, sin animo en ningun momento de ofender o faltar al respeto a nadie, por lo cual ruego a quien pueda sentirse ofendido me lo haga saber y yo retirare la parte en la que se haya sentido ofendido; por el contrario, a quien lo lea le agradecere opine sobre lo leido y aporte su grano de arena. Gracias.

Mi lista de blogs

¿Que añadirias o quitarias de este blog?

alcordanzas

miércoles, 19 de octubre de 2016

Mi querido desván

Sentado delante del teclado pienso en como comenzar este relato tan insulso como lleno, para mi, de vida y de recuerdos.
No es muy normal que una simple escalera pueda traer tantos recuerdos y, pensándolo bien, no es la única. No, no me refiero a la escalera de Pepe Viyuela que tantas risas nos ha provocado y la familia bien lo sabe. A la primera que me refiero era de mano, de las de apoyar en la pared y su altura estaría en torno a los cuatro metros considerando la altura de la mampara de entrada a casa y el altillo que había aún hasta el techo. Encima de éste una persona adulta no podía caminar erguido, aunque poco faltaba y la mampara tendría sobre los dos metros cuarenta centímetros. En el altillo había dos alturas diferentes, una era la zona que tapaba la escalera de caracol, en la cual no nos dejaban ponernos por miedo a que se hundiera; allí solo había algunos enseres en deshuso y una cazuela de barro que solo asomaba en ciertas celebraciones como la matanza del cerdo o alguna Navidad concurrida, en la otra parte no había prácticamente cosas y, aun así, de vez en cuando, nos gustaba subirnos allí y ver la cocina desde otro plano. Si recuerdo que una de las cosas que allí había, era un tipo de gancho con una chapa soldada de plano en el extremo opuesto y que se utilizaba para sacar la ceniza por una trampilla pequeña que había en la parte baja de la cocina de leña.
La escalera no sé de que madera era, aunque si pensamos que era ligera, bien podría decir que era de fresno, los huecos que dibujaban sus peldaños, eran lugar frecuentado en nuestros juegos en los largos días de invierno, hasta el punto de llegar a oír decir a nuestros padres: "Voy a poner una horcada de espinos ahí, a ver si dejáis la escalera en paz".
Ja, ja, ja, cuanta paciencia!!!
El destino de ésta era el desván, lugar al que yo acudía con recelo en mis primeras visitas y lugar adorado luego por la sensación de independencia que allí sentía, a la par de saberte en casa. Siempre sentí cierto temor a la hora de bajar, aun hoy, cuando lo recuerdo, una leve mezcla de vértigo y miedo se hacen presentes. Había que tener en cuenta que aquello conocido como "la trapa", no era sino un agujero en el piso de éste sin lugar alguno al que asirse y la altura hacia aflorar cierta inseguridad hasta que sentías tus pies en los peldaños y una de las manos ya estaban cogidas a la escalera. Tan solo unas tablas perfectamente unidas servían de tapa para aquel agujero la cual se sujetaba posada en dos lados en "L" y un taco de madera cuadrado y estratégicamente colocado en el otro vértice; ésta solo se colocaba cuando el frío comenzaba y las huralitas del tejado hacían que éste se notara en la casa.
Recuerdo cuando tenia que pedir a mi padre que me subiera un ratito al desván, mis piernas aún no eran lo suficientemente largas como para salvar los peldaños de la escalera y una vez arriba me surgía la duda de donde aferrarme para salvar la distancia entre la escalera y el suelo firme del desván. Los ratos que pasábamos en él, nos trasladaba a otro lugar, sus rincones y sombras misteriosas nos hacían vivir momentos alejados de todo. No resulta fácil describir los recuerdos cuando estos están basados en los sentimientos y dejan de ser materialistas, aquello, por raro que parezca, era algo tan especial y tan simple como "el desván".
Aquello, que para algunos no pasa de una simple anécdota o de un simple y oscuro desván, para nosotros era tener un refugio dentro de casa, un lugar en el que cada uno de sus rincones escondía al descubierto ratos de felicidad, juegos y vivencias. Un lugar en el que podíamos contarnos nuestros inocentes secretos con la garantía de no ser descubiertos. Era muy grande y muy alto, tanto que , mientras los aleros del tejado casi descansaban sobre los propios laterales de su suelo, su cumbre se alzaba por encima de los tres metros y medio dándole el aspecto de una construcción de los países del norte donde las nieves ponen a prueba cada año los rigores de su peso y que se combate por sus pronunciados desniveles. Su cubierta era de chapa metálica ondulada con lo que los inviernos eran muy fríos en él y por el verano sobra decir que era el efecto totalmente contrario.
Estaba dividido en dos partes distribuidas transversalmente y a partes iguales comunicados por un arco semicircular de unos tres metros y medio de alto por uno y medio de ancho, la parte trasera carecía de luz o ventana alguna lo que producía en mí cierto recelo a adentrarme en él, además, en la parte alta del arco de entrada anidaba una colonia de murciélagos que en varias ocasiones me asustaron con sus gritos y aleteos cuando no estaban durmiendo su temporada invernal. Sus excrementos había que retirarlos en varias ocasiones pero siempre fue respetada su colonia. Dentro del oscuro habitáculo apenas podía encontrar alguna cosa, tan solo alguna vieja caja con ropas en deshuso por su mal estado o algún viejo sombrero de paja roto. Tan solo algunos palos de variopinta medida en largo y grueso que secaban en la oscuridad con el propósito de que, de esta manera, no se resquebrajaran o agrietaran y sirvieran para hacer mangos y utensilios varios una vez alcanzasen su estado optimo. Los mas largos y delgados, solían ser de avellano, su uso era para mangos de rastros, horcas o azadas, también para varas para caminar, porrachas y otros usos; los de fresno solían ser mas cortos y gruesos, con ellos se hacia el armazón frontal del rastro, incluidos su dientes, pero también servían para hacer los mangos de las hachas, palas, hoces. picos y varios más; algún trozo de espinera era utilizado para fabricar utensilios de cocina por su calidad, dureza y porque no dan sabor o color alguno. Pero sin lugar a dudas, el mango por excelencia se le ponía a los cuchillos hecho de cuerno.  La oscuridad de ese lado se acrecentaba cuando subías de día y la parte delantera estaba iluminada y el fondo me parecía aún mas sombrío. He de confesar que me daba un poco de miedo entrar allí y ese mismo temor hacia que mi curiosidad me transportara hacia su interior como si ese día fuese a haber algo distinto al anterior.
Pero aun aumentaba más cuando mis ojos se dirigían siempre a aquel agujero que, a media altura, había en el mismo centro de la pared trasera. Sin duda tenia que haberlo hecho alguien, su forma cuadrada regular y de cierta profundidad escondía algo a lo que nunca pude llegar y eso hacía que mi intriga fuera en aumento. Con los años supe que era, allí se guardaba algo de dinamita que se utilizaba en pequeñas detonaciones de piedras que dificultaban el acceso para carros y otros medios de transporte en el camino o para quitar grandes piedras en prados o fincas. Eso demostraba la teoría de que estaba hecho para cumplir un fin y que no era casual.
La parte delantera era la mas utilizada y visitada.
Aquel lugar albergaba buena parte de los momentos mas entrañables, que no emotivos, de nuestra vida en aquella casa. Al asomar al desván, a uno de los lados, estaba "la trapa" o tapa con la que se cerraba aquel agujero y al otro lado una serie de calzado que, generalmente, no era de temporada, nos recibía, mas allá, en perfecto desorden podíamos disfrazarnos con las ropas que guardaba el viejo baúl acartonado de color negro y tapa bombeada con refuerzos color piel, el cual sufrió los ataques de diversión y rebusca de todos nosotros. En alguna ocasión, llegue a llevar a mi madre algún viejo sujetador suyo para que me hiciera unas rodilleras para jugar a fútbol y ella, haciéndome ver su fingido malhumor, le cosía unas cintas para poder yo atarlas.
¡Cuanto amor, dedicación  y sacrificio nos brindaron a base de su sacrificio!
Un cajón de madera que solo abría una parte de su tapa, era el que menos nos dejaban"revolver". Nominas de mi padre, cartas o papeles que pareciesen interesantes se guardaban en él, de ahí su reserva.
 Una maleta de madera pintada de color butano y hecha por mi padre guarda revistas de la época, y Selecciones de Reader´s Digest, asi como algunos libros viejos y otros artículos; unas cajas de cartón con mas prensa y ropas o calzados y algunas cosas mas conformaban la parte de "la trapa", asi como una cesta de mimbres cuadrada y con tapa que utilizaban. cuando nos visitaban en Pedrosa durante el curso escolar, para llevarnos sus mejores viandas y dulces.
Al otro lado estaba lo que llamábamos "el rincón de los gamones", no fuimos demasiado originales con el nombre, lo sé, porque era donde realmente se almacenan los gamones que recogían a final de verano y que, una vez secos, serian parte del alimento para los cerdos en invierno y lugar en el que nos encantaba dormir, eso si, en una cama bien vestida y abrigada que nuestra madre nos anidaba con el mayor de los amores.
Sentirse allí arriba, solo, ante tan gran habitáculo y mecido por el suave crujir de los gamones era un placer indescriptible y único. La costumbre de oír el continuo sonar de la maquina, se veía atenuado y crecía el relajante ruido del gran chorro de agua que fluía de las entrañas de la casa para dar salida por la tubería en un salto al lado del pequeño prado que a veces bañaba por medio del ingenio de nuestro padre.
Que llegaran hasta allí los gamones era tarea ardua y laboriosa realizada en la mayor de las ocasiones por nuestra madre. Su recogida acababa formando una carga que ponía sobre su espalda y trasladaba hasta casa dando la sensación de que caminaba la carga sola y costando un esfuerzo enorme para aquel valiente y pequeño cuerpo, subirlo al desván no estaba exento de trabajo y algún peligro. El tamaño de la carga debía ser proporcional al tamaño del agujero y en ocasiones algo fallaba. Una polea atada a la carga y el esfuerzo común terminaba por dar su fruto y acabar en el sitio deseado, era la hora de descansar un ratito y tomar un café.
A nuestros pies, unos esquíes de mi padre, otros de Ángel hechos por mi padre, al igual que unos más pequeños míos, descansan hasta que lleguen las primeras nieves. La forma de éstos no difieren gran cosa de los esquíes comprados y su correaje y amarre solo se puede atribuir a alguien con las ideas muy claras y las manos muy hábiles.
Un poco mas centrado y al lado del arco que da entrada a la parte trasera, una vieja mesa cuadrada y algunos "trastos" más, conforman el contenido del desván,
En la pared frontal, una ventana que nos tienen algo vetada por su altura, da vista a un paisaje que muy pocos han tenido el privilegio de disfrutar. Una caja de cerillas y un hilo largo nos daba pie a establecer conexión telefónica desde ésta a tierra firme. Al lado de la ventana, un cable pasa al piso inferior comunicando a modo de antena de radio y conectado al tejado metálico, tecnología pura y ecológica. Asomarte a esa ventana era para nosotros como sentirte en la proa del Titanic, una sensación de poder y libertad inimaginable.
Pero la vida está en continuo movimiento y "la trapa" se cerró definitivamente dejando adentro muchos momentos y sueños sin cumplir, muchas ilusiones y casi una vida, pero jamás podrá cerrar nuestros recuerdos.


miércoles, 21 de septiembre de 2016

En un borrador arrinconado en mi PC....hoy he encontrado esto y quiero compartirlo

Mi despedida a mi hermana muerta

  Algo dentro de mí se ha roto con tu partida. Pienso en ti y no concibo que ya no estés  entre los vivos.

Te has dormido eternamente cuando en el fondo guardábamos las esperanzas de que salieras de esa dura enfermedad y sonreirías junto a los tuyos por haber vencido.

En nuestro interior aun nos costará tiempo entender que el Todopoderoso necesitaba otro ángel y te ha llamado a su lado.

Te has ido delante, para esperarnos allí, al lugar  donde todos alguna vez seremos llamados,  no juzgamos a quien te llama y más tarde o temprano  hará lo mismo con nosotros, pero ¡cómo duele esta herida mientras llega el consuelo!.

Tantos porqués  nos quedan sin respuestas. Tu risa de bondad ahora se convierte en recuerdos. Las lágrimas  salen solas sin obedecer el mandato de que cesen por no entender.

Gracias por tu ejemplo de vida, lucha y amor a los tuyos, gracias por esos tres hijos que nos dejas, gracias por la unidad familiar que has propiciado con tu hasta luego en estos instantes de tormentosa tristeza, mientras te ruego nos des fuerza y valor para entender que tu adiós no tiene regreso.

Desde hoy  vives en los corazones de quienes te queremos y al verte descender a tu tumba, los ojos se nos nublan por el llanto y solo Dios sabe  la proporción de este tormento y a la vez de la quietud por la paz y descanso eterno en el que ahora te encuentras.

Hermana querida que hoy mueres al mundo terrenal para vivir eternamente en el espiritual, solo nos queda el consuelo de que ya no sufres y que allí donde estés nos estarás esperando: Te queremos y te llevamos en el corazón.
Hasta luego.

viernes, 16 de septiembre de 2016

Despedida?

   

No hay marcha sin pena, 
ni despedida que cause olvido;
ni muerte sin llanto
ni enfermedad sin castigo.
 No hay familia sin cariño, 
ni cariño solo por cercanía;
hay cercanía en la distancia
y grandes distancias en la cercanía.
No hay vida sin sufrimiento,
 ni sufrimiento con alegría;
pero existe el agradecimiento 
de vivir día a día.
No tendremos noche sin pasar el día,
ni día sin noche....
que algo nos diga

A vosotros que estando tan lejos, os sentimos tan cerca!

          La Paz
Pide ayuda si la necesitas 
y ayuda a quien te lo pida;
 trabaja y deja trabajar, 
disfruta y deja disfrutar;
 canta sin decirle a nadie que lo haces mejor que el,
 juega y no lo hagas solo,
ríe, ríe mucho y en compañía;
 nunca llores solo ni dejes que otros lo hagan;
 analiza tus defectos antes que los de los demás...
 y ponles freno. 
Nunca mires la estatura ni el físico como referencia,
 estos son solo un disfraz,
 sueña y no rompas el sueño de nadie.

No pidas la luna cuando otros apenas pueden levantar la cabeza...
 y camina, camina.
 Camina pero siempre acompañado, 
luego mira al horizonte y sonríe,
 ¿ves como se acerca La Paz?

La musica

Para poner paz en el alma
escucha música cada día,
para tener la vida en calma,
para sentir emoción o alegría,
para enamorarme y enamorarla,
para dar vida a la vida.
Porque da forma al silencio
y de las estrellas saca armonía,
por ser lengua del universo,
porque los conocimientos amplía,
porque cerrando los ojos la vemos;
porque, sin duda, alarga la vida,
 porque como Tchaikovski dijo:
En verdad sin la música habría
más razones para volverse loco”.
Porque nos hace aflorar una lágrima
o sacar todos los recuerdos de dentro,
porque a la soledad convierte en compañía,
y porque sin música la vida sería un error...
música maestro, por favor.


miércoles, 10 de febrero de 2016

El viejo y el humo

La chimenea, aunque pequeña, ardía con fuerza, en la calle el tiempo era frío y hacia unas horas que había empezado a llover, en los montes se podían ver las primeras nieves del inminente invierno y lo mejor seria estar preparado para la llegada de este.
Frente a la chimenea hay un anciano con la mirada fija en las llamas de èsta. Sin moverse de su vieja silla, gira y mira hacia el pequeño pueblo por la ventana. Desde allí puede ver casi todas las casas, solamente de unas pocas se ve salir humo de la chimenea, las demás dan aun mas sensación de soledad y tristeza viendo como tan solo pueden dejar caer el agua sobre ellas sin tener a nadie que , desde su interior, pueda darles un poco de calor y protección; el anciano mira y entre dientes quiere decir algo, pero solo se le puede entender: "es el humo". A su vera una anciana rebusca fotos y papeles en una vieja lata cuadrada, "decías algo?" le dice.
-Solo pensaba; pensaba que ahí abajo la vida es como el humo; ni el frío, ni la lluvia, ni nada, hace que este se detenga y pueda así escaparse por cualquier resquicio.
La anciana volvió su mirada hacia el y vio un brillo en sus ojos como hacia mucho tiempo no veia, volvió a sacar unas viejas fotos de la lata y solo contesto:
-Si, como el humo.
Al lado de la anciana, un joven, o...no tan joven?, la acicalaba su blanco y poco poblado cabello a la vez que revisaban el contenido de aquella lata.
-Todo a su tiempo mama, todo a su tiempo, - la decía.
También el centenario anciano estaba acompañado; una bella mujer le cogía de las manos y le decía algo al oído que le provocaba una tierna sonrisa.
-Sin duda hijos, solo podemos velar por ellos- se oyó decir.
-Papá, que estás roncando- me despertó Rafael,- además has tirado las fotos que estabas mirando.
-Ha sido el humo, hijo.
-¿Que?

jueves, 20 de diciembre de 2012


                             EL PAPA NOEL QUE NO QUERIA SERLO
La Navidad estaba tan cerca que ya se podía oler, los niños esperaban impacientes su llegada, los mayores apuraban sus compras y planeaban las Fiestas sin dejar nada al azahar, los Belenes y árboles estaban ya colocados y  los hornos comenzaban a despedir el olor de la cena. Papá preparaba una gran bandeja plateada con toda clase de turrones y dulces a la vez que mamá escogía los mejores y más bonitos platos y cubiertos con los que poner la mesa, cubierta de un bonito mantel comprado para la ocasión. Todo hacía prever una gran noche y, sobre todo, esta noche vendría Papá Noel.

 Se acercaba el momento y los elfos estaban mas nerviosos que nunca, Papá Noel aún no había revisado ninguno de los preparativos para esa noche; eso, lejos de ser normal, era algo que jamás había sucedido, Él supervisaba desde días antes los preparativos de esta noche y hoy ni siquiera abría la puerta de su gran habitación.

El pequeño duende verde Barzul, aporreó su puerta durante largo rato hasta que  Papá Noel salió a recriminarle su actitud.
      -¡Ya está bien Barzul!, ¿se puede saber que te pasa?
      - Papá Noel, ya es casi la hora y aún no has repasado nuestro trabajo; se te hará      tarde.  Los niños esperan.
-         No Barzul, no se me hace tarde, RENUNCIO. NO PIENSO IR.
-         Pero…pero eso es imposible, tu eres Papá Noel y no puedes hacer eso… no, no puedes…los…los niños esperan, y…y nosotros…
-         ¡Pues buscaros a otro, yo ya no quiero ser Papá Noel!


Nadie daba crédito a lo que había dicho y entre ellos llegó a correr un rumor de desanimo y tristeza.
Pánzaver era el mas viejo de los elfos, en realidad, nadie sabía su edad y decidió que sería el quien hablara a solas con Él para intentar convencerle y así alegrar la Navidad a niños y mayores.
-         Papá Noel, quiero hablar contigo, a solas, Tú y yo.
-         Está bien Panzaver, pasa.
-         ¿Puedo saber que Te pasa? En todos estos siglos has hecho nada semejante, ni lo harás ahora- dijo con tono malhumorado.
Papá Noel estaba de espaldas a Panzaver y este decidió rodear su amplia panza y ponerse frente a frente con El, pero…no, no podía ser…
-         Estás… estás… ¿llorando?
-         Verás Panzaver,- dijo mientras metía su corto y redondito dedo índice bajo sus diminutas gafas secándose una lágrima,- no puedo ponerme a repartir regalos por tantos y tantos hogares sabiendo que hay muchos más que no tendrán nada para cenar, o que sus papás han deshecho la familia, o que están inmersos en guerras o tantas otras cosas, no, no sería justo.
-         No siempre lo que necesitan los niños son regalos, ni son solo los niños quienes te necesitan. En muchas casas habita la tristeza y los juguetes no serían suficiente ni lo más necesario, acércate y reza una oración con ellos, luego dales un cálido beso en sus mejillas, será difícil distinguir quien necesita más de lo uno o lo otro, pero sin duda será altamente gratificante y estarás regalando el autentico espíritu de la Navidad.
Papá Noel miró entre lagrimas a su gran amigo y salio corriendo a la gran fabrica de juguetes abrazando a todos los duendes y elfos que se encontraba en su camino hacia el trineo, aún no había comprobado el contenido de su saco de regalos, pero sabía que el saco del amor le llevaba a rebosar y con ello el verdadero espíritu de La Navidad.

QUE VUESTRO AMOR Y SOLIDARIDAD HAGA DE VOSOTROS  LOS MERECEDORES DE LOS MEJORES REGALOS QUE LA VIDA NOS PUEDE DAR. FELICES FIESTAS Y UN AÑO 2013 LLENO DE PAZ, ILUSION Y AMOR.

sábado, 17 de diciembre de 2011

NAVIDAD


De nada sirven los adornos ni la nieve, el árbol ni la chimenea, el belén ni los regalos; si no hay en el hogar el calor de una familia feliz. Llegada la fecha, quiero haceros un regalo muy especial, pero tengo un pequeño problema, que espero me solucionéis; NO SE COMO ENVOLVER UN ABRAZO.
FELIZ NAVIDAD

lunes, 12 de diciembre de 2011

domingo, 27 de febrero de 2011


“ Un millón de palabras no pueden hacer que vuelvas. Lo sé, porque lo he intentado. Tampoco un millón de lágrimas. Lo sé porque he llorado hasta no poder más. ”

domingo, 30 de enero de 2011

Y asi por siempre...

"Enseñarás a volar,
pero no volarán tu vuelo.

Enseñarás a soñar,
pero no soñarán tu sueño.

Enseñarás a vivir,
pero no vivirán tu vida.

Sin embargo...
en cada vuelo,
en cada vida,
en cada sueño,
perdurará siempre la huella
del camino enseñado."

Y la vida continua


Cuando éramos niños
los viejos tenían como treinta
un charco era un océano
la muerte lisa y llana
no existía

luego cuando muchachos
los viejos eran gente de cuarenta
un estanque era océano
la muerte solamente
una palabra

ya cuando nos casamos
los ancianos estaban en cincuenta
un lago era un océano
la muerte era la muerte
de los otros

ahora veteranos
ya le dimos alcance a la verdad
el océano es por fin el océano
pero la muerte empieza a ser
la nuestra.



Poemas de Mario Benedetti

domingo, 9 de mayo de 2010



Quisiera tener la suficiente concentracion y gana de escribir para salir un poco de este mar de dudas e inseguridad en el que nos vemos en estos ultimos dias, pero en vista de que las palabras se me amontonan y termino por eliminarlo todo, solo me queda dar un mensaje de animo y amor a Bego con una cancion de Vicente Fernandez.

domingo, 7 de marzo de 2010

PERRAS PENAS

Aun no se había acostado la luna, cuando una cercana y suave voz nos invito a salir de nuestra cómoda y bien arropada cama. -Vamos, levantaros que ya es la hora. Como si de un mal sueño se tatare, rebusque una postura aun mas cómoda si era posible y me dispuse a seguir durmiendo, pero de nuevo aquella voz volvió a oírse mas clara y contundente que la primera vez. -Venga, que tenemos que marcharnos. Lo que en un principio creía un mal sueño torno pues real y sin decir palabra alguna, nos dirigimos a la cocina; al entrar en esta la luz nos obliga a cerrar, casi por completo, los ojos. Casi en el centro de la cocina hay algunas cajas de cartón atadas y bien atadas con cuerda de pita,al lado la cesta cuadrada de mimbre esta también bien atada y en la silla y el taburete tenemos la ropa; en el escaño pequeño, papa aparta un poco los abrigos con la única intención de hacerse un poco de sitio y avivar un poquito la lumbre, a la vez que enciende un cigarrillo. El silencio es casi palpable a pesar de que somos unos cuantos los que nos movemos por la cocina, pero nadie quiere o sabe decir nada; el viaje que se esta preparando no es del agrado de nadie y especialmente de los mas pequeños. Me asomo a la habitación del teléfono y acercando el taburete pequeño a la ventana, pego mi nariz al fino y congelado cristal para ver la calle. La postal es de enmarcar, todo cuanto se ve esta iluminado por una clara y enorme luna que se refleja con fuerza en el gran manto de nieve que casi llega a Oseja. Millones de pequeños y parpadeantes reflejos se dejan ver en la calle como invitándome a tomar parte de sus juegos.Todo parecía un país de ensueño o cuento de hadas y príncipes azules, y en mas de una ocasión he pensado que tal vez lo fuera. -Venga Javier, espabila que se hace tarde. Me bajo del taburete y voy hacia la cocina no sin antes hechar un vistazo atrás, miro el armario, me fijo sobretodo en el cajón del chocolate ya que tardare unos tres meses en volver a verle; al lado del armario esta la planta que tanto cuida mama, del nacimiento ya no queda nada, todo lo hemos guardado con mucho cuidado para las próximas Navidades. Una vez vestidos y a punto de salir, sube Laurentino a despedirse y dar un toque mas de familiaridad y cariño con todos nosotros; por fin nos disponemos a partir no sin antes comprobar papa que las cajas que van a los lados de la burra y la cesta que va en lo alto estén atadas y bien seguras. Nada mas salir a la calle lo primero que nos dice papa es que no vayamos por la vereda que esta mucho peor que ir por la nieve y nada mas nos ponemos en camino vemos que aquello tiene mas peligro que Espinete en una fabrica de globos. La nieve estaba muy dura y la temperatura era tan baja que hasta los dedos de los pies tendían a cobijarse debajo de la misma planta. Nos damos los últimos retoques para prevenir cualquier resquicio por el que pudiera asomar el frió y comenzamos a caminar sobre la helada y crujiente nieve. Cada paso que dábamos, alguno miraba hacia la casa pensando, quizás, en quedarse con la ultima estampa de la temporada. Comenzar a subir la varga del prao, para mi, ya era sinónimo de "adiós", pasado el llano del rebollo el ruido de la maquina se debilitaba, para dar paso al ruido del rió y perdiéndose del todo en el sendero de la roza de Belarmino, ahí precisamente comenzaban mis ganas de regresar. Unos pocos patinazos mas y acaso alguna sentadita, llegábamos al argao lluengo, sitio de atravesar con cuidado y que aun se pondria peor, justo antes de llegar hacíamos la misma puntualizacion: -Ahí estaba el somier. ¿Quien no se acuerda del somier?, hasta la loma de los pastores todo pasaba sin mayores sobresaltos y era en el muro de la loma donde podíamos dar un poco de reposo a nuestra piernas cansadas de caminar reteniendo todo el camino y mientras llegamos a las cuadriellas, nuestros gemelos recuperan su posición natural. Este es el peor trozo del camino y al llegar a la riega, la burra se acerca al agua helada y , agachando su cabeza como queriendo verlo desde mas cerca, mueve sus patas de un lado al otro sin avanzar nada y estudiando cual seria la mejor opción, ya que esta muy malo. Por fin papa con la cabezada y la linterna la obliga a dar el primer pasoy, aunque temblando, pasa al otro lado; hoy hubo suerte, en alguna ocasión dio con sus huesos sobre la congelada riega. Desde aquí al pueblo no hay mucho que destacar salvo el carril del oso en Cuniar, la parada de la burra a beber en el Rozo, el susto de p..o perro de Marcos al llegar a Pio y el tener cuidado de que la burra vaya por el cemento, ya que si va por abajo puede tirar todos los telares. Aunque todavía es de noche, ya hay gente por las cuadras, pero después de los 4 km recorridos, aun nos faltan 3 y queremos llegar cuanto antes para poder descansar un ratito. Ya no hay practicamente nieve, pero la temperatura sigue siendo muy baja. Pasado el pueblo y ante la primera ocasión que tenemos de ver La Central, nos volvemos todos a mirarla, las bombillas que se ven a lo lejos parecen parpadear y me pregunto si sera normal o sera la humedad de mis ojos, mas tarde me di cuenta que era normal ya que estando en casa las de Oseja también lo hacían. Pasados los 3 pesados y aburridos km, llegamos a La Fonseya, donde Bea y familia nos atienden como si de la familia se tratase, ofreciéndonos toda clase de atenciones. Su buena voluntad y su gran corazón, han dejado en nosotros grandes y hermosos recuerdos. Cuando llega el autocar de Mento, ya estamos recuperados y listos para partir, solo falta un pequeño escollo que salvar; la despedida de papa, quien alrededor del equipaje y quienes andan por allí, intenta esconder sus llorosos ojos. ¡Coño!, perras pena, seguramente cada uno recordara de una manera distinta las suyas. Como si se tratase de una torticolis colectiva y en el mismo lado, salimos de Oseja con la mirada fija en La Central hasta que desaparece definitivamente, en ese mismo momento la pena crece y el miedo a marearnos nos acecha. Pasados los avatares del viaje y ya en Riaño, solo quedan las visitas normales, en casa Reyero para alguna compra, la farmacia, la librería y después esperar a la destartalada y cerrada furgoneta azul de Atalo donde viajábamos hasta Pedrosa apelotonados y dando botes. Cuando pasábamos Ormas y al notar el baden, nuestras cabesas comenzaban a cambiar la idea de los días de vacaciones con la realidad de quienes deben ir a la escuela, poco a poco nos entraba también la curiosidad y las ganas de ver a los amigos de aquel pueblo que tanto calo en nosotros. Solamente queda una prueba mas, despedirnos de mama. ¡Perras penas!.

martes, 2 de marzo de 2010

La gallina despistada

Agazapado tras la tubería
se desliza el astuto zorro
anda cerca una gallina
y el tiene un hambre de ogro.

No consciente la probina
del pretendido logro
sigue buscando comida
escarbando a un lado y otro.

Poco a poco se aproxima
y se relame el zorro
sin que deje la gallina
de levantar polvo.

¡Que bueno, que cerquina!
ahora mismo me la como
tiene que estar tiernina
como de un gazapo el lomo.

Cuando mas se relamía
que a su hocico llegaba el polvo
escucho una voz que decia:
¡Aaaah cabrón, ¿estas ahí?

Ante el grito de esa tía
hecho a correr el zorro
y en su carrera aun oía
amenazas de mamporros.

Tras una carrerina
ha dejado su nido de polvo
y con la cabeza alta la gallina
mira a un lado y otro.

¿Que le pasaría a esta tía?
menudo susto me ha dado
yo que estaba tan tranquila...
ni que el zorro hubiera llegado.

Mientras por la cuesta huía
atrás seguía mirando
no fuera que aquella tía
no le siguiera espiando.

Mas que mala suerte,decía
a todas las esta llevando
con sus orejas en alto mira
pero las están encerrando.

Encerradas aun de día
unas a otras se quedan mirando
sera como el otro día
que un zorro nos estaba espiando.

Triste y sin nada en su barriga
va caminando el zorro
y con la cabeza mas fría
piensa mientras se lame el morro:

¿Y no cogí la gallina,
por un ¡Aah cabrón, ¡estas ahí? solooo?

Dedicada a la Roxia; artífice de la historia y vigía implacable del gallinero.

lunes, 1 de marzo de 2010

Felicitacion



Querido hermano: Solamente unas letras para que veas que no me olvido de tu cumpleaños, que hasta para nacer quisistes ser diferente.
Hace ya mucho tiempo que no te escribo una carta y, aunque dudo donde mandartela, se que la recibiras.
Esta mañana cuando me levante fui hasta la cocina y al levantar la persiana me di cuenta que de frente solamente habia otras persianas, independientemente de su grado de apertura; no se veia ni la Llampa , ni la roza de Milio, ni el canto Bollampo, unicamente persianas.
Algo en mi interior me decia que no era eso o que lo queria ver y cuando me disponia a verter un poco de leche en un vaso y vi la cafetera, mi corazon se acelero y mis ojos se fijaron en el calendario. 1 de marzo, dia del Angel de la Guarda,¡que casualidad! precisamente me pasa hoy.
Mientras me dirijo al trabajo me fijo mas que nunca en las nevadas cumbres de la sierra del Aramo, su aspecto me hace volar la imaginacion a otras que flotan en mis recuerdos y anidan en mi corazon, la mismas a las que tu querias regresar.
Pasados los primeros momentos de impotencia, tristeza y añoranza, quise retornar a la rutina diaria, pero comence por dejar volar mis recuerdos y una vez el libro abierto no me resulta dificil pasar paginas hacia atras y revisar todo aquello que durante tanto tiempò habiamos escrito. Cuantos cumpleaños habiamos compartido tanto personalmente como en la distancia. Cuantas llamadas y celebraciones juntos.
Recordar cada una de las paginas resulto un momento; escribirlas aqui seria interminable. Valga recordar unas pocas: las carreras con el carretillo, las persecuiones de los murcielagos, la recogida del helecho, tus cantarinos al calor del alternador, tus inmersiones interminables en el pozo, tu moto, el 600, el 4L, etc. etc.etc. Y tienes que creerme. Disfrute mucho.
Por eso no pasara este dia sin dedicarte mi mas sincera y cariñosa felicitacion; seguiras vivo mientras aquellos que te queremos no te olvidemos y, sin lugar a duda, para entonces sera porque estaremos juntos.
Tu hermano que te quiere................

P.D.
¡Que dificil se me hace confiar en Dios sin verle!,
sin embargo, que bien me siento cuando pienso que estas con El.

sábado, 30 de enero de 2010

En el recuerdo




No te veo, pero se que estas;


no te oigo, pero te escucho;


no te tengo, pero no te olvido;


no te toco, pero te siento;


no estas, pero no te has ido;


dicen que te has marchado,


pero yo te tengo conmigo.

domingo, 17 de enero de 2010

DE CITAS Y ANIMOS












Malos tiempos para la lirica, dice la cancion; y cierto es que no creo que estas fechas sean las mas adecuadas para que mi pobre inspiracion sea la correcta y pueda escribir algo sin desviarme al runrun que me acecha, pero despues de las alabanzas lanzadas sobre mis pobres escritos por Blanqui y sabiendo de su pequeño y pasajero infortunio, quiero dedicarle un pequeño recuerdo y enviarle un gran abrazo.





Todos y cada uno de nosotros seriamos capaces de hablar durante horas de nuestros problemas y pesares sin pensar que quien te escucha quizas no le interese o quizas tenga otros que, seguramente, creera mas importantes. Anatole France dijo que "si exagerasemos nuestras alegrias tanto como nuestras penas, nuestros problemas perderian importancia", creo que es una frase con una cantidad tal de verdadera y de significado, que bien merece la pena la archivemos en nuestra memoria y antes de contar penas y pesares la hechemos un ojo dentro de nuestro corazon.





La salud como la fortuna, retira sus fabores a los que abusan de ella, y no creo que eso lo pensara solamente Saint Simon, creo que todo en su medida es una combinacion perfecta; pero con asiduidad nos dejamos llevar al lugar equivocado y que en ocasiones solo nos producen mas problemas y pesares.Cuando el animo esta en suspenso, cualquier pequeño impulso lo hace caer de un lado u otro. Nuestro valor solamente podemos nosotros ponerle limite, aunque como dijo Napoleon " el valor es como el amor, necesita una esperanza que lo alimente", real, ciertamente real ya que una alegria compartida es doble alegria y una pena compartida es menos de una pena; no importa quien sea tu guia, si es una guia que quieres y te quiere te hara sentir seguro y mas guapo.

Sin duda tampoco debemos atascarnos en una ipotetica y prepotente actitud ante cualquier adversidad, pues acaso no sea ese el camino a seguir




















Aun asi la lucha diaria es nuestro sino y nuestro motivo de vivir, quien no lucha en muchas ocasiones contra sus propias ideas, nunca sabra si las decisiones tomadas serian las correctas.
Concepcion Arenal, dijo " el ser humano que se levanta, es aun mas grande que el que nunca se ha caido.

Este pequeño y pobre sermon es con el unico proposito de desear que te recuperes rapidamente y que sigas mirando adelante, si miramos hacia atras corremos el riesgo de quedarnos DE PIEDRA, solo miremos dentro de nosotros y veremos para atras, pero no debemos dar la vuelta.
Espero que, tanto tu como otr@s lectores pasivos, pongais en practica alguna o todas estas citas y si no compartis la idea, me lo hagais saber y si las compartis..........TAMBIEN.
Un provervio japones dice que es mejor viajar lleno de esperanza, que llegar.















domingo, 27 de diciembre de 2009

Eloyna dice:
una vez me pusieron a mi unos chismes en el pelo para que me quedara rizado .Eran alambre forrado yo creo q de los que llevan varios hilos dentro...ahora no me acuerdo bien.El caso es que lo traje media semana para que el domingo que tenia que decir una poesia en la igesia tuviera el pelo como las demas.....
pero al quitarmelo al tiempo de bajar a misa ,aquello era para correr lo mal que estaba peor que un erizo .Mama desesperada llena de lamentos...
los pelos estaban ademas de tiesos ...un poco perjudicados ....imaginate een aquellos tiempos y no tener tirabuzones
el caso que Papa para consolarme a mi (pues mama no tenia consuelo)me dice ...Hija debemos tener algun antepasado indio no te preocupes por ello...aunque asi estas mucho peor
no hagas caso son todos unos melones
Javi dice:
jajajajajajajaj
y como termino?
Eloyna dice:
volviendo a darme mama tales refregonesen la cabeza....y no me ahogo porque no se atrevio ...pero al lavarme tanto el pelo me quedo tan tieso ....que parecia una india ...con el pelo demasiado lavado y la flor que me ponian enla cabeza no hubo manera que estuviera en su sitio 30 segundos...
me senti terriblemente humillada por tener algun antepasodo indio y que no me lo reconociera nadie...
Javi dice:
jajajajajajaj
Eloyna dice:
jamas me acrde de lo que tenia que decir solo pensaba que si seria pecao tener el pelo tan liso .....
Javi dice:
jajajajajajajajajajajjaj
Eloyna dice:
ahora me rio yo tambien ....pero que humillacion aunque mi agradecimiento a papa por su disposicion a ayudarme aun sigue

domingo, 20 de diciembre de 2009









¡¡NAVIDAD!!, casi nada, ¿quien se atreve a describirme la Navidad ? Seguramente cada uno la describiriamos a nuestra manera y sin duda el fin seria el mismo, pero... ¿en que se parece esta Navidad a las que vivimos en otro tiempo?; mas bien en poco, ahora prima el consumismo y casi todos nuestros deseos de felicidad para todos, los ponemos en nuestros platos y debajo de nuestro arbol. ¿Donde esta nuestra voluntad de compartir y de hacer felices a los demas?, ¿acaso no es cierto que solo deseamos tener buenas viandas y exquisitos dulces acompañados de bebidas y risas mientras otros son en verdad quienes disfrutan de la NAVIDAD?, ¿no es cierto que millones de niñ@s y mayores no saben de la existencia de la Navidad? ¿como es posible que seamos tan egoistas cuando nos ponemos delante de nuestros abundantes y escogidos platos y no sentimos el escalofrio de la mirada de un niñ@ mirandonos?

















Triste realidad que intentamos evitar casi siempre, pero especialmente en estas fechas.

Pero... entonces ¿quien puede disfrutar de la Navidad?

Sin duda cada uno lo disfrutara como crea que debe hacerlo o como pueda hacerlo, pero yo pienso hacer lo posible por tener, aunque sea por unos minutos, la compañia de una persona que me ha hecho ver las cosas por una ventana a la que no queremos asomarnos o que , simplemente, ignoramos, su valor y cariño hacia los suyos me hizo estremecer y comprender que la felicidad y la bondad de esta persona era un motivo de orgullo para cuantos le conocemos y, sobremanera, para su hijo.

La pasada semana en el bar de al lado de casa disfrutabamos de una sidrina y la compañia de varios amigos, cuando entra en el local Jose, hombre afable y de pocas palabras, aunque con un gran sentido del humor, su esposa esta ingresada en el hospital, aunque desconozco el alcance de su enfermedad. Ella hace ya mucho tiempo que padece una enfermedad degenerativa que la causa grandes trastornos sicomotrices y logopedas; sus movimientos son torpes y su colaboracion en las tareas del hogar son totalmente imposibles, por lo que todo lo que se hace en casa es tarea de Jose y la realiza con una sonrisa permanente dentro y fuera de casa. Cuando acaba sus tareas prepara con todo su cariño a su muger y salen a tomarse unos "culines" de sidra, no se le va ni un solo detalle de lo que a ella le pueda hacer falta o el crea que la pueda satisfacer; hay que añadir que ella tiene todas sus facultades al 100% y que goza de buen sentido del humor y del cariño y respeto de los que la conocemos. Pareja modelo.

-Hombre Jose, ¿que tal la parienta?- le espeto.

-Bueno, bien, hoy la han pasado a la habitacion y... bueno bastante bien.

Seguramente alguna expresion mia delato que me encontraba algo confuso con la respuesta, ya que yo pensaba que era una mera estancia para hacer algunas pruebas, o sea, pura rutina y entonces Jose siguio esplicandome

-La verdad, es que ha sufrido tres paradas cardiorespiratorias y su estado ha sido de extrema gravedad, pero ya te digo que ahora esta mucho mejor; acabo de llegar del hospital y vine a recoger un poco de cena, asi que ire a darme una ducha, cenar y a la cama.

-¡Coño Jose!, no crei que hubiese sido para tanto.

-No...bueno...tampoco lo sabia casi nadie, o sea que tranquilo.

-¿Tomas un culin?

-No, no; marcho que mañana tengo que madrugar, porque tengo que hacerme unas pruebas ya que el otro dia me han detectado leucemia y tengo que ir a ver si tengo que empezar a ponerme quimio....jodeme porque si esta muyer biene para casa no se como estare yo para atenderla y , lo que tengo muy claro es que no quisiera joder la vida al hijo para que cuide a este par de viejos.

No necesito decir la cara que me quedo y aun asi le digo que su hijo tendra que arrimar el hombro y que el tendra que cuidarse y cuidar en la medida de lo posible de ella, pero su respuesta fue inmediata.
-No, si a mi lo que me preocupa es que no pueda cuidar a esa muyer, yo morirme es algo que toda la vida llevo esperando, aunque no tengo prisa maldita. Mira; me dijeron que tenia leucemia cuando ella estaba en la UVI, entonces fui derecho al abogado y hice el testamento de forma que le quedara todo a mi hijo, que le habiamos comprado un piso en La Felguera hace poco, para que viviera con la moza , que hace mucho que andan juntos, pero como no se sabe si seguiran o no, lo hice de forma que sea todo para el, pero ahora que esta el bien no quiero que tenga que estar pendiente de nosotros, lo unico que pido es poder estar los dos juntos y si no puedo hacerlo todo tendre que dejar algo para otro dia, pero joderle la vida al hijo......de eso nada.

No he dejado de dar vueltas a esta actitud ni un solo dia, Jose, sin duda, tiene el espiritu de Navidad a diario y espero y deseo que ese espiritu le sirva para sacar adelante esta situacion, ya que ha demostrado y sigue demostramdo, que es feliz en cualquiera situcion siempre que pueda seguir ayudando y viviendo al lado de sus seres queridos.

Y la vida sigue su imparable marcha; crecemos creyendo en lo Reyes Magos, llegamos al desengaño de su inexistencia y terminamos siendo los Reyes Magos. Para que luego digan que los padres no existen, que es un montaje de los Reyes Magos.



Recuerdo , entre muchas cosas mas, la dificultad que encontrabamos para decidir a quien mandabamos tal postal o tal otra, era como un ritual que nos mantenia juntos y unidos y cuando por fin estaba decidido y escrita la felicitacion, estampabamos nuestras firmas y una sensacion de alegria y de paz recorria nuestro cuerpo cuando por fin partian al correo con la certeza de que quien la recibiera, compartiria nuestros sentimientos.

Hoy, a traves de este artilugio nos encontramos en cualquier momento y compartimos en tiempo real toda nuestra informacion, pero a veces creo que estamos mucho mas distantes que cuando recibiamos aquella felicitacion y despues de leerla y emocionarte, no podias por menos de olerla e incluso dentro del sobre con la unica intencion de recibir el aroma de aquellos que te la habian enviado y que sin duda lo hacia con todo su corazon; eso no lo consigue este medio, ni muchas otras cosas mas. ¿No es cierto que las palpitaciones de nuestro corazon no tienen mucho que ver con las de entonces?, nuestro pulso se aceleraba, nuestro sentido de colaboracion y de buenos deseos estaba en limites insospechados, nuestro premio al final era un pequeño detalle que significaba mas que todo lo que yo le haya podido dar a mis hijos. Hoy...la presuntuosidad, el egoismo y las influencias externas, estan dando al traste con todo lo que por entonces era NAVIDAD.

Despues de este sermon y de todo lo que pueda verse como negativo en el, no puedo por menos de sentirme emocionado cuando oigo un villancico o cuando alguien me felicita, pero sigo hechando algo de menos, vuestras letras, vuestras firmas, vuestras direcciones y no me gustaria mandaros una carta y si no lleva remite, tubierais que esperar a abrirla para saber de quien es,por eso





lunes, 2 de noviembre de 2009

Debi hacerlo antes





Hace mucho; demasiado tiempo, escribi en un cuaderno cualquiera lo que en aquel momento crei que debia dejar escrito para poder asi darlo a conocer lo antes posible a todos aquellos que lo quisieran leer, independientemente de que les interesase o compartiesen mis pensamientos. Desde entonces, ese cuaderno deambula por encima de mi mesa esperando que tome una decision sobre su contenido.


Hoy, pasado demasiado tiempo desde aquel dia me decido a ponerlo en mi blog sin corregir ni una sola palabra de lo que entonces escribi y que sigo sintiendo y pensando; para aquellos que sois de casa, o sea, casi todos, os hago llegar un poco de musica para acompañar a la lectura, sin duda sabreis el por que de esa musica.

Supongo que estas lineas no sean de gran interes para nadie, a no ser para mi persona, que siente la necesidad de gritar a letra viva lo que pasa por mi cabeza. Estamos en Navidad, dias de alegria, turron, regalos y recuerdos.

Hace ya bastante tiempo que los recuerdos tambien forman parte de estas fechas, pero en poco tiempo y como todo, esto ha cambiado sustancialmente. Realmente no se si estoy confuso o acaso "depre" o simplemente que ya nada es como antes. No acertaria a poner nombre ni calificativo a esto que siento, pero si creo que podria explicar alguno de los motivos por los que me siento asi.

Como Ernesto Sabato escribe en "El tunel", nacemos entre dolores, crecemos con ellos, sufrimos, hacemos sufrir, vemos morir a los nuestros, morimos y dejamos a alguien para que continue con esta cadena. Cierto es que esto es ley de vida, pero no es menos cierto que, aunque sea una pataleta, no estoy de acuerdo con esa ley.

El pasado año y por estas fechas, aunque seriamente preocupado y triste, tenia entre mis fijos a felicitacion navideña a alguien que era un pilar en el estado animico y familiar; alguien a quien nadie que le haya conocido pueda decir ni una sola palabra de desprecio o desprestigio hacia su persona. Alguien de quien todos los que le conociamos, estabamos orgullosos de tenerle con nosotros.

Para mi, personalmente, fue mi tutor, mi referente, mi consigna, mi sombra, mi conciencia. Fue padre ejemplar, marido fiel, trabajador incansable, persona intachable, amigo de sus amigos (no le conozco enemigos) y ahora por Navidad fue cuando Dios quiso sumarse a nuestras fiestas, nuestras alegrias y nuestros regalos y decidio hacerse El tambien uno y se regalo un Angel.

Ese Angel se llevo un trocito de cada uno de nosotros, pero ese pedacito debio de cogerlo del sitio de donde mas tarda en cicatrizar; pero...¿quien dice que yo quiero que cicatrice?. No, no es una herida sangrante, es un recuerdo iriente, una forma de darme cuenta de lo mucho a lo que no le dio tiempo a darnos, de lo poco que yo aproveche mi tiempo para devolverselo y de que, bajo ningun concepto, quiero borrar ese recuerdo. Tampoco quiere eso decir que disfrute de los malos recuerdos, porque sus recuerdos no son malos. Los malos recuerdos se los dedico a su enfermedad, al turron que hace un año no pudo comer, del regalo que todos queriamos para el y que no pudo ser; su vida.

No, no, no tengo malos recuerdos de la Navidad, solo de la fatal coincidencia; ¿como podria yo tener malos recuerdos de la Navidad que durante tantos años mantuvo tan unida a la familia?, no es la Navidad el mal recuerdo, sino los malos momentos.

Esto que escribo no es con animo de que nadie me compadezca, ni para intentar que los demas piensen como yo, no. Simplemente quiero dejar escrito lo que yo siento hoy por hoy y teniendolo escrito poder leerlo cuantas veces desee y saber asi si mis ideas cambian o si, por el contrario, son un refuerzo y una cabo del que tirar y descubrir muchos mas buenos recuerdos sobre los que seguir escribiendo y, por que no alguna vez, llorar.
Nunca intentare borrar mis recuerdos, solamente intentare, dentro de lo posible, suavizar los malos que sobrados son, pero estoy seguro que el recuerdo de los buenos sera como un juego en el que siempre pierde el malo.

Nunca, nunca podre olvidarme de ti, ni quisiera; ni escondere tus fotos, ni dejare de nombrarte. ¿Sabes?.....yo siempre crei que eran afortunados aquellos que en algun momento pudieron disfrutar de tu personalidad y amistad. No dude de que Dios se habia hecho el mejor regalo que que habia sobre la tierra al hacerse acompañar por ti; aunque tengo que confesar que le odie por ello.

El Mejor Video Q he Bajado

undefined


www.Tu.tv

domingo, 1 de noviembre de 2009

El abuelo Jose

Para el no tenia nada de particular la tarde , no era distinta a cualquiera otra. Sentado en un rincon del banco, espera a nada sin saber si llegara y si merecera la pena esperar por ella.

Pero es lo que toca ya desde hace ....no sabria cuanto, aunque tampoco mide el tiempo.

Su cara esta repleta de los surcos propios de la edad y sus ojos escondidos detras de sus grandes gafas, estan llenos de ternura; aunque su mirada se encuentra perdida y su cansado cerebro parece estar buscando una explicacion a esta quietud y desgana que tiene por compañia. Bajo su aterciopelado sombrero solamente pueden verse unos pocos pelos muy cortos y blancos que le dan una seña mas de ternura.
Aunque la tarde es bastante clara y el sol mantiene una agradable temperatura, el no se separa





de su americana de cuadros que con tanto cariño recoge de su pequeño armario cada dia para salir al jardin de.......¿su casa?.


Un sueter de lana gris gastado por el uso continuado deja ver una camisa de cuadros claros que se advierte nueva por la tersura de su cuello; sus pantalones, algo cortos, dejan ver sus claros calcetines y sus limpisimos zapatos mientras el abuelo no cambia su perdida mirada hacia no se sabe muy bien donde a la vez que acaricia sus propios dedos como si quisiera hacerles reaccionar o simplemente como puro entretenimiento.

Sin mas movimiento que el de sus hundidos ojos, observa acercandose una muchacha que dandole un beso en la mejilla le saluda tiernamente:
-Hola, abuelo, te habias dejado el baston en tu habitacion.

Con un lento y pequeño movimiento de cabeza dirigio su mirada hacia este y la dedico una leve sonrisa, ella, a su vez, le coloco el baston entre las manos y le dio un beso mas en su arrugada mejilla.
Como si de un hechizo se tratara, quedo fijado en la muchacha mientras ella le arreglaba el cuello de la camisa y su americana a la vez que le conminaba a quitarse esta, el abuelo solo despues de un ratito levanto un poco su baston, como si quisiera amenazarla, y esta vez la dedico una amplia y sentida sonrisa mientras por su cara se deslizaba una lagrima.

-Pero abuelo! gandul; ¿quieres pegarme? con lo que yo te quiero!

Jose no podia quitar los ojos de aquella jovencita, aunque no tenia nada claro quien era ni por que estaba alli, pero le recordaba tanto a su madre que sentia una especial devocion por ella.

-" Al igual que mama, me repasa la ropa, me da besos y me acaria mi cara" penso, pero creo que no es ella. Su parte del cerebro dedicada a la memoria, parecia haber dado un giro no solamente de 360º, no, sino de 400º y a la vez que el resto de su cerebro estaba cansado y con pocas ganas de dar ni de recibir ordenes, su parte dedicada a la memoria estaba empeñada en vivir una epoca que no correspondia a la presente.
La muchacha no dejaba de hablarle y acariciarle, pero aunque no entendia casi nada de lo que le decia, se sentia inmensamente feliz. Su mirada no se apartaba ni un solo momento de aquel rostro angelical y asi pasaron mucho tiempo, hasta que la joven se puso en pie y le dijo:

-Abuelo yo tengo que irme, ¿quieres que vuelva mañana?

El abuelo levanto la vista hasta adecuarla a la nueva postura de la joven y sin mediar palabra y al cabo de unos segundos asintio con su cabeza y comenzo a pasar nervioso sus manos por la amplia curva de su baston.

-Vale, abuelo, vendre otro ratito a verte, pero tienes que dar un paseo conmigo ¿vale?.

Una amplia y expresiva sonrisa, precedio a una afirmacion con su cabeza, a la vez que balanceaba su cuerpo hacia atras y adelante. Tras darle un beso la joven se fue ante la atenta mirada de Jose a quien ya venian a buscar para darle su merienda.

-Vamos Jose, a merendar.

Mirandola fijamente y con un rostro que emanaba felicidad, el abuelo Jose pregunto con gran esfuerzo:

-¿Sabes quien vino a verme?................. mi mama

-Era tu nieta Loli, Jose, tu nieta y te quiere mucho.

Ya en su cuarto, Jose, intentaba poner en orden lo que le dijo la chica de la bata blanca, no podia ser nieta y llamarse Loli como su madre, ademas ....¿tenia el nieta?, ¿que era eso?, no sin duda era mama; pero si era mama....¿ por que me dejo aqui?

-Vamos Jose a la cama que es tarde-, le dijo la chica de la bata blanca, quien con todo el cariño le arropo y le dijo- duerme tranquilo que Loli volvera mañana.

Arropado y comodo en su cama, se quedo dormido con una mueca de felicidad que tapaba, en gran parte, la falta de la compañia continua de aquella joven, fuera o no, su mama.

domingo, 11 de octubre de 2009

LUNA LUNERA

Esta foto data de la segunda mitad de los 6o, es una imagen que para mi, estará grabada de por vida en mi memoria.
Estos días marcaron toda una vida que se alejaba de nuestros deseos a la vez que "el progreso" nos empujaba a abandonar todo aquello por lo que tantas penas y avatares habíamos pasado. Aquellos años fueron dignos de recordar y de todo comentario posible, ya que también pudo haber momentos en los que deseáramos tener otras distracciones o compañias: sin lugar a dudas, propiciado por el tan odiado, a titulo personal, por el mencionado progreso.
Quien, si no, puede alardear de pasar aquellos días, semanas, meses, años....viviendo única y exclusivamente dentro de la unidad familiar, lejos de nadie que pudiera perturbar ningún momento cotidiano, salvo los pastores, de los cuales teníamos un control horario riguroso y cuya presencia nos llenaba de satisfacción.
Cuantas reuniones y encuentros llenos e afecto y respeto, cuantas preguntas amables y respuestas agradables se desprendían de quienes llegaban del pueblo a aquel lugar lleno de encanto y paz, cuan agradecidos estábamos y cuanto les amenizaba su estancia del atardecer el poder comunicarse con alguien en aquel apartado y maravilloso paraje.Valga para ello esta pequeña muestra fotográfica.
Recuerdo tantas y tan mezcladas tardes-noches que no seria capaz ni de definirlas ni de separarlas; pero si recuerdo una que, no se el por que , pero si de su existencia.
Tumbados sobre la agostada campera junto al "carril del prao" y rodeado de vacas , unas acostadas y rumiando y otras dando de mamar a los "jatos", mirábamos Mary y yo al cielo con una luna clara, hermosa, y comenzamos a contar las estrellas que aparecían lenta e ininterrumpidamente en el cielo mas claro y bonito que ojos han visto.
-Trece, y aquella catorce.
-Mira, dos mas allí.
-Y .....joliiiinnnn ya son muchas.
Al lado nuestro el sonido del "chillar" de la leche contra la cuerna, es música celestial de fondo; Milio no deja de mecer a las vacas sacando, con un arte especial, hasta la ultima gota del preciado liquido.
-Quieta Garbosaaaa, iguaaa.
Nosotros seguimos absortos en la contemplación de un cielo lleno de estrellas de todos los tamaños y brillos,presididos por una luna tan clara y bonita como el mismísimo sol. De pronto Milio se nos acerca con la cuerna llena de leche sobre la cual flota el templado y burbujeante "bullero" y nos ofrece beber; esa sensacion y ese sabor seguro estoy, de que nunca mas lo sentiré, era .....indescriptible para quien no lo haya sentido e inolvidable para quien lo cato.
Un poco mas allá y a buen paso vemos venir una pequeña luz que a veces es mas intensa y otras mas apagada, esta claro; es el cigarrillo de papa que, lógicamente, no viene solo. Tras unos momentos de charla con Milio, se encamina hacia casa sin decirnos si queremos ir o nos quedamos, claro esta que siendo ya de noche, salimos a toda prisa tras el, dándole alcance antes de llegar al puente; el al vernos a toda prisa, sonríe y dice:
-¡Coño, morrales!
Seguimos corriendo curva alante hasta la cuadra, de donde sale en aquel momento mama con la lechera y el litro.
-Hala, vamos a cenar.
Entre risas y carreras, nos vamos a casa, luego escucharemos un rato Radio Andorra.
Simplemente estábamos felices y contentos.